¿Te animas a surfear? Es uno de esos deportes que te permiten estar en pleno contacto con la naturaleza, motivo por el que suele enganchar a todo aquel que lo prueba. Eso sí, debes estar bien preparado para practicarlo como es debido, motivo por el cual hemos decidido preparar este artículo en el que mencionamos todo aquello que se necesita para surfear.

Tabla de surf

Es lo primero que se nos viene a la cabeza porque es sin lugar a dudas la parte más importante de todas. Sin una tabla de surf no hay surf, así que hay que hacerse con este instrumento teniendo en cuenta que no todas las tablas de surf son iguales. Tablas de espuma, shortboards, longboards, evolutivas, malibú… Que te decantes por una o por otra no solo dependerá de tu nivel o de tu estado físico, sino que también tendrás que considerar los tipos de ola y el estilo de surf que quieres practicar. Esto no es tan fácil, ya que las olas son muy cambiantes y puede que necesites hasta dos o tres tablas distintas para elegir la que más te conviene cada día.

Si te estás iniciando, lo más recomendable es que empieces por una tabla grande, ancha y gruesa, puesto que necesitarás menos remada para coger las olas y no te costará tanto ponerte de pie sin hundirte. Las tablas que son más pequeñas, estrechas y finas están pensadas para quienes tienen experiencia, y son las que permiten llevar a cabo maniobras más complicadas.

surfista-con-su-tabla

Quillas

Las quillas son esas pequeñas aletas que habrás visto más de una vez justo en la parte inferior de las tablas de surf. Con ellas se consigue mejorar el grado de maniobrabilidad y agarre, por lo que nos facilitan la vida a la hora de girar y alcanzar la estabilidad que tanto buscan los surfistas cuando están encima de una tabla. Lo más normal es que haya tres quillas, dos en los laterales y una en la parte central. Sin embargo, para afrontar olas gigantes podemos ver tablas con hasta cinco quillas.

En lo que a quillas se refiere, también encontramos diferencias considerables. Puede cambiar el perfil, la altura, la talla y la flexión, por lo que tendrás que elegir la que más te convenga en función de una serie de factores a considerar como el tipo de ola o el tamaño de la tabla.

Traje de neopreno

Otro imprescindible de todo surfista es el traje de neopreno, con el que también puedes tener algunas dudas porque hay bastantes modelos distintos a elegir. La talla de los trajes no tiene por qué ser la misma talla que la que solemos llevar de ropa, ya que debe ir bastante ajustado.

La función que cumple el traje de neopreno no es otra que la de proteger al surfista del frío. La temperatura del agua del mar varía a lo largo del año, por lo que suele ser habitual que los surfistas tengan más de un traje de neopreno. En invierno un traje largo 4/3 o 5/4 suele ser lo más habitual, sobre todo si eres de esas personas que pasan frío en el agua. En verano, sin embargo, lo que se suele llevar es un traje 3/2 o 2/2, que es bastante más ligero y puede ser tanto largo como corto. Además, en determinados lugares prescinden del neopreno y se pasan directamente a la licra, que es un material más cómodo y que no da tanto calor.

También hay que mencionar que el cuidado del traje del neopreno es muy importante para que se mantenga en buen estado. Hay que limpiarlo con jabón neutro y aclarar con agua para que no se deteriore.

traje-neopreno

Invento o leash

Es esa cuerda que va por el tobillo y te une a la tabla de surf. Con ella sabes que jamás perderás la tabla y también evitas que golpee a otros surfistas. Es por ello que se trata de un elemento indispensable del que no solo hay que tener una unidad, ya que en cualquier momento se puede romper. La longitud del invento o leash suele ser equivalente a la longitud de la tabla, si bien es cierto que para afrontar olas de gran tamaño se recomienda que el tamaño del leash sea mayor.

Grip

Se ha convertido en el sustituto de la parafina y la verdad es que va muy bien. Suele ir en la parte trasera de la tabla e incluso se combina con la parafina, que va en la delantera. Nos ayuda a no resbalar cuando nos ponemos encima de la tabla. Hay que colocarlo cuando la tabla esté completamente seca y dejar que repose durante un día aproximadamente para que se adhiera como es debido.

0/5 (0 Reviews)