Malta es un destino muy turístico. Lo normal es hacer una visita de una semana, tiempo que es suficiente para recorrer lo más conocido y ver sus principales atractivos. Sin embargo, esta isla ofrece muchas más posibilidades que, en general, son más desconocidas o secretas. Son curiosidades que conforman una ruta para descubrir un país de una manera diferente. Esta es la propuesta diferente para visitar Malta.

Protección

En Malta también hay elementos que fueron construidos para ahuyentar el mal e, incluso, al diablo. En concreto, son los relojes que son muy populares y que, precisamente, son conocidos por su poder para espantar al diablo.

Al visitar Malta, hay que fijarse que cada iglesia tiene dos relojes y que, además, marcan dos horas diferentes. Esto se explica porque hay una historia tras este hecho que está relacionada con el diablo. La clave está en que uno de los relojes marca la hora que es correcta, mientras que el otro indica una hora incorrecta. Esto se hace así para confundir al demonio y, de este modo, garantizar la celebración de los oficios religiosos.

Relacionado con la suerte, hay otra curiosidad más. En este caso, hay que hablar de los Luzzu, las embarcaciones típicas de Malta que se reconocen por sus llamativos colores. En estas barcas, que pueden apreciarse muy bien con el puerto pesquero de Marsaxlokk, figuran siempre ojos de Osiris a cada lado de las proas. La razón es que, según los fenicios, ayudan a ahuyentar los malos espíritus, aparte de asegurar una buena faena de los pescadores.

Malta

Historia

Dentro de la historia de Malta hay hechos que no se pueden olvidar y que forman parte de estas curiosidades. Una de ellas es una bomba que no llegó a detonar. Malta vivió su período más crítico en la primavera y verano de 1942 con los bombardeos de la II Guerra Mundial.

El día 9 de abril es la fecha marcada porque cayó un proyectil dentro de la Rotunda de Mosta mientras se celebraba misa con la asistencia de alrededor de 300 feligreses. Sin embargo, no llegó a detonar, salvando su vida todas las personas. Fruto de este hecho, en la sacristía de la iglesia, se conserva una réplica de la bomba.

Cine

Malta también pasará a la historia por ser una isla muy cinematográfica. Conocida popularmente como el Hollywood del Mediterráneo, en ella se han rodado diversas películas como ‘Troya’, ‘Gladiator’, Guerra Mundial Z’ y ‘El Conde de Montecristo’. También ha sido escenario de series como ‘Juego de Tronos’.

Cultura anglosajona

Malta fue colonia británica hasta 1964. Y, a pesar de que han pasado años, todavía se percibe la cultura anglosajona. Por ejemplo, en la isla se conduce por el lado derecho. Pero eso no es todo. Allí también pueden verse las cabinas telefónicas características por su color rojo y que transportan a Londres.

Arte

Malta tiene un rico patrimonio cultural y artístico, pudiendo disfrutar de auténticas joyas como la única obra firmada por el italiano Caravaggio, que está en la Concatedral de San Juan, en Valletta. En concreto, es el cuadro ‘La Decapitación de San Juan’, que data de 1607. Es, además, la obra de mayor tamaño de este autor.

Gastronomía

Y, por supuesto, no podemos dejar la ruta por Malta sin hacer referencia a su gastronomía. Dentro de ella destaca su pastel salado o pastizzi, que es típico de la cocina local.

Este pastel se caracteriza por ser unos hojaldres diferentes a otros que se pueden encontrar. La primera diferencia, como su nombre indica, es que es salado. Además, también el relleno es distinto. En su interior es habitual ver que está rellenado de de carne, espinacas, queso ricota o puré de guisantes.

0/5 (0 Reviews)