Hoy volvemos a hablar de pueblos en España porque no se puede obviar la belleza e importancia que tienen. En este caso, la parada la hacemos en la comunidad de Castilla y León, en concreto, en la provincia de Valladolid para llegar a Peñafiel. Una localidad que es muy conocida por sus monumentos, siendo este uno de los principales motivos por los que atrae a numerosos turistas cada año. Y, ¿qué hay que ver? ¿Qué se puede hacer? Las opciones son múltiples, pero aquí te contamos lo que no te puedes perder.

Monumentos

Peñafiel es muy conocida por el castillo del que toma su nombre: Castillo de Peñafiel, aunque popularmente es conocido también como Buque de Castilla. Un sobrenombre que se le ha dado porque su forma recuerda a la de un navío.

Este castillo es una de las visitas obligadas en este pueblo en el que también hay que ver la Plaza del Coso, que es uno de los lugares más emblemáticos de esta localidad. Al igual que sucede con el castillo, esta plaza es conocida como El Corro porque tiene un espacio rectangular de origen medieval formado por 48 edificios en los que se observa una decoración especial en los balcones adintelados. Muchos de ellos están cubiertos en madera –se denomina guardamalleta-, aparte de estar rematados en la parte superior por arabescos.

En esta plaza, que está considerada como una de las más bellas de España, se celebran actos como la Bajada del Ángel, que tiene lugar el Domingo de Resurrección, aparte de ser el escenario principal de las Fiestas de Nuestra Señora y San Roque, que tienen lugar en el municipio entre el 14 y el 18 de agosto.

penafiel
Otros lugares de interés son la Plaza de España, que es el centro de este municipio y la parte en la que se concentran los comercios, restaurantes y bares. La ruta también lleva a pasar por debajo del pasadizo que se emplea para la entrada de los toros del encierro en la época de fiestas para llegar a la Plaza de San Pablo y calle del Palacio.

Precisamente ahí se encuentra la Iglesia-Convento de San Pablo, que tiene una característica fachada en la que se observan diferentes estilos arquitectónicos. Además, en su interior, está la capilla funeraria de los Manuel, que es de estilo plateresco.

La visita se completa con la Iglesia Parroquial de San Miguel de Reoyo y el Parque de la Judería, que es el antiguo barrio judío desde el que se puede observar el Convento de las Claras que, hoy en día, es un hotel, pero que permite ver el claustro.

0/5 (0 Reviews)