Los pueblos de España nos siguen sorprendiendo porque el listado de los que están considerados como los más bellos del país no deja de crecer. En este caso, nos vamos a centrar en Nuevo Baztán. Un pueblo que es una auténtica joya histórico-artística dentro de la Comunidad de Madrid. Quienes vivan en esta autonomía tienen una buena ocasión para visitarlo y recorrerlo sin necesidad de hacer muchos kilómetros. El resto, bien puede planificar un fin de semana o una escapada para conocer sus múltiples atractivos.

Qué ver

El Nuevo Baztán está situado al sudeste de la Comunidad de Madrid. Esta localidad fue fundada a principios del siglo XVIII por Juan de Goyeneche y Gastón. Curiosamente, en su origen se concibió como un centro agrícola y de fabricación de productos que eran muy valorados en aquellos años como los tejidos y los vidrios.

Sin embargo, este municipio ahora es valorado por su conjunto arquitectónico, que le ha valido la declaración de Monumento Histórico-Artístico en 1941, además de ser también Bien de Interés Cultural desde el año 2000.

Y, ¿qué hay que ver? Evidentemente, su conjunto arquitectónico en el que llama la atención que estaba pensado hacia el exterior para que los ciudadanos se relacionasen entre sí.

nuevo-baztan
No hay que perderse el palacio barroco, que presidía un núcleo señorial que estaba rodeado de tres plazas. Dentro de ellas, destaca la Plaza de las Fiestas, que también es conocida como la Plaza de Toros porque en ella se celebraban los festejos taurinos y otros actos como las obras de teatro o los conciertos en la época de Juan de Goyeneche.

La visita también nos debe llevar a ver las Casas de Oficios y las balconadas con arcos, así como el Palacio-Iglesia de Goyeneche, que fue erigido por José Benito de Churriguera y que forma una fachada continua con la iglesia, dando paso a un núcleo central en el municipio.

Esta edificación está construida en piedra berroqueña calida y consta de dos alturas. Además, en su lado extremo, hay una torre de reminiscencia herreriana, que está rematada por una balaustrada pétrea y bolas, que se hizo en homenaje a Juan de Herrera.

Qué comer

La gastronomía del municipio también es muy rica, predominando los asados y las chuletas de cordero. Igualmente, se aconseja probar el queso de oveja y las verduras de la zona. Y, como colofón, hay que comerse los repápalos, que son un dulce hecho con vino y canela, muy parecido a los pestiños.

0/5 (0 Reviews)