España ofrece numerosas posibilidades de hacer turismo. Y una de ellas es realizar un recorrido por los diversos parques naturales para disfrutar de la naturaleza y de los diferentes paisajes, entornos, fauna y flora… Las opciones son variadas. Pero aquí proponemos algunos de los más atractivos o interesantes que se pueden tener en cuenta para este verano.

Islas Canarias

Las Islas Canarias es uno de los destinos turísticos por excelencia. Aquí podemos encontrar el Parque Nacional de Timanfaya, que está en Lanzarote. Es uno de los más particulares y sorprendentes por su paisaje y por los atractivos que tiene, ya que es el único de carácter geológico al haber surgido como resultado de las erupciones volcánicas, que tuvieron lugar en la isla entre los años 1720 y 1736 y 1824.

Las curiosidades en este parque no acaban aquí. Es también el único que no tiene vegetación ni paisaje. De hecho, a muchas personas, les recuerda la superficie de otro planeta, como Marte, por la rugosidad de las formas, los distintos colores que tiene en sus tierras y los volcanes, localizándose más de 25 en sus cerca de 5.000 hectáreas. También es muy interesante conocer que todavía hay actividad volcánica, hallándose alguno de los puntos de parque temperaturas que superan los más de 100 grados centígrados de superficie.

Galicia

Muy indicado también para el verano es el parque natural que comprende los archipiélagos de las islas Cíes, Ons, Cortejada y Sálvora. En esta zona gallega conocida como Islas Atlánticas, además de las playas y el entorno marino, también hay otros atractivos como el gran bosque de laurel.

Pero, sobre todo, lo que merece la pena conocer es todo lo relacionado con el agua porque hay más de 200 especies de algas, sobre todo, pardas, así como numerosos tipos de moluscos, corales y anémonas. Otras especies de interés son las gaviotas patiamarillas –se observan perfectamente desde el Faro de las Islas Cíes-, los cormoranes moñudos, lacas y araos.

Castilla-La Mancha

Uno de los parques naturales más conocidos es el de las Tablas de Daimiel, que es un humedal único en el mundo porque es el último ecosistema denominado tablas fluviales. Este parque, que se localiza en Ciudad Real, se produce por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Cigüela, ante la escasez de pendiente, lo que ha contribuido a crear un espacio natural de gran belleza.

timanfaya
En este entorno se pueden encontrar diversas especies animales como los somormujos, garzas, patos, conejos, carpas, jabalíes, zorros o conejos, entre otros entre los que también figuran los rállidos.

Cataluña

Otra opción dentro de las posibilidades de los parques nacionales está el de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Este destino es el único de Cataluña en el que es posible disfrutar de cumbres de más de 3.000 metros de alturas, aparte de ríos, barrancos y cascadas.

Además, en este entorno hay más de 200 lagos y estanques en los que habitan diferentes especies animales y vegetales. Es una zona muy rica porque en ella se localizan varios ecosistemas, pudiendo ver desde prados a cultivos, rocas de alta montaña o bosques.

Extremadura

El recorrido por los parques naturales finaliza en Extremadura. El hecho de que sea la última propuesta no quiere decir que sea la menos atractiva. Aquí se encuentra Monfragüe.

Este parque está considerado como uno de los más importantes de España para avistar aves. Entre las más habituales están el águila imperial, buitre negro o la cigüeña negra. Además, aquí se concentra también una de las colonias más numerosas de buitres leonardos.

En cuanto a especies vegetales, igualmente es un buen destino para todos los amantes de la flora porque aquí se encuentra una rica dehesa. Entre las especies más típicas o numerosas de la zona están los alcornoques y encinas. También es tierra de bosques y pastos.

0/5 (0 Reviews)