La ciudad de Córdoba, España es conocida por su impresionante mezquita, hoy reconvertida en Catedral. Con todo, Córdoba también alberga otros lugares que vale la pena conocer durante una pequeña escapada. En la actualidad, existen diferentes free tours en Córdoba a través de los cuales descubrir todos sus rincones y secretos. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la ciudad cuenta asimismo con una exquisita gastronomía y un ambiente muy agradable.

La Mezquita-Catedral de Córdoba

Con una gran combinación de estilos que van desde el gótico al barroco, pasando por el renacentista y el mudéjar, la Mezquita-Catedral de Córdoba es hoy uno de sus monumentos más emblemáticos. Antes de acceder al edificio podrás disfrutar de un rato en el hermoso Patio de los Naranjos. Una vez dentro, uno de los lugares más mágicos de la Mezquita-Cattedral es la maqsura, el lugar reservado para los rezos del califa.

El Puente Romano

También conocido como Puente Viejo, el Puente Romano de Córdoba data del siglo I, pero por mucho tiempo fue el único puente de la ciudad. De hecho, no fue hasta mediados del siglo XX cuando se comenzaron a construir más puentes que permitiesen atravesar el río Guadalquivir. Paseando por él podrás disfrutar tanto de las vistas sobre el río como de la reserva natural de los Sotos de la Albolafia.

El Alcázar de los Reyes Cristianos

Construido en el siglo XIV, el Alcázar de los Reyes Cristianos alberga patios de estilo mudéjar, así como los jardines más bonitos de la ciudad. En él vivieron durante varios años los Reyes Católicos, mientras tenía lugar la reconquista del Reino de Granada. Además, este fue el lugar donde Cristóbal Colón solicitó apoyo a los monarcas para la realización de sus viajes.

La Plaza de la Corredera

La Plaza de la Corredera sobresale por ser la única plaza mayor de Andalucía con forma cuadrangular, mientras que los edificios con pórticos que la componen destacan por sus tonalidades rojizas, amarillas y verdes. Además, esta plaza es un lugar perfecto para degustar la gastronomía cordobesa y andaluza, tomando alguna bebida con tapa en una de sus varias terrazas.

Cordoba-calle

La Judería

Compuesta por un sinfín de calles estrechas y retorcidas, la Judería de Córdoba estuvo habitada por sus pobladores naturales, el pueblo judío, desde el siglo X al XV. Para iniciar una ruta por la Judería, lo mejor es empezarla en la Calleja de las Flores, sin duda uno de los lugares más fotografiados de la ciudad. Para conocerla a fondo, el único requisito indispensable es patearla sin rumbo.

El Palacio de Viana

El Palacio de Viana está ubicado en el barrio de Santa Marina. Considerado la cuna del toreo de la ciudad, este barrio sobresale por sus callejones, sus casas antiguas y sus palacios, entre los que destaca el Palacio de Viana. Con cuatro siglos de antigüedad, este palacio cuenta con 12 hermosos patios y varios jardines. Además, en él se guardan diversas colecciones de pinturas, tapices, vajillas, azulejos y armas.

La Muralla y sus puertas

Aunque en su día toda la ciudad estuvo amurallada, hoy únicamente se conserva una parte de la misma. Cercana a la Judería, las zonas próximas a la muralla son perfectas para disfrutar de agradables paseos repletos de flores, estanques y puentes.

5/5 (1 Review)