La Provenza francesa es una de las zonas más bellas de Francia tanto por sus paisajes como por los municipios que alberga con puntos clave como Vaucluse o Aviñón. Una zona llena de pueblos encaramados y de campos de lavanda, que ofrece muchas posibilidades para disfrutar de la naturaleza a través de rutas de ciclismo o simplemente recorriendo el entorno. En las rutas, no hay que olvidarse de incluir los monumentos y todo el patrimonio que albergan sus municipios. En esta ocasión, nos vamos a detener en Aviñón.

Qué ver

Aviñón es uno de los enclaves más importantes de la Provenza francesa. Es una localidad con muchos atractivos. Por ejemplo, uno de los más importantes es su famoso puente de Aviñón o el puente de Saint Bénezet, siendo frecuente que sea el punto de partida para recorrer todo el casco o la zona histórica de este municipio.

Pero, antes de partir a recorrer sus calles, hay que fijarse en el río, en el Ródano, ya que el puente conecta sus dos orillas y desde él se pueden observar unas magníficas vistas de la ciudad de Aviñón y del Rocher des doms.

Visita obligada es el Palacio de los Papas, que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este palacio, que domina la ciudad, llama la atención por su estilo gótico y por ser el más grande del mundo dentro de este estilo.

avinon
El palacio puede visitarse para conocer los apartamentos privados del Papa o ver los frescos de Matteo Giovanetti. Además, se ofrece la posibilidad de hacer un tour en una tableta digital para conocer cómo era este palacio en el siglo XIV.

Otro punto clave de Aviñón es el conocido como Jardín de Doms, que es perfecto para dar paseos y disfrutar de la naturaleza y de unas excelentes vistas de los alrededores como la llanura del Ródano a el Mont-Ventoux. En su lago, se pueden ver cisnes y carpas.

0/5 (0 Reviews)