Disfrutar unos días en medio de la naturaleza, cerca a un lago, entre árboles o al borde de la playa, son experiencias que ayudan a hacer una pausa en nuestras actividades y reiniciarnos. Además, respirar aire puro en compañía de familiares o amigos nos brinda momentos únicos que seguramente nos encantará repetir.

Muchos países europeos permiten la acampada libre sin problemas, sin embargo, no hay muchos lugares dónde hacerlo en España. Esto se debe, principalmente, a las leyes que restringen esta actividad o que la prohíben en ciertos lugares. Así pues, es legal hacerlo siempre que se cuente con el permiso correspondiente del municipio o del dueño del lugar en el que queramos realizar dicha actividad.

Dicho esto, lo primero que debemos hacer es informarnos adecuadamente de qué lugares son aptos para acampar libremente. En este artículo te presentamos dos opciones: Isla de Ons e Isla La Graciosa.

Isla de Ons, ubicada en la provincia de Pontevedra

Forma parte del Parque Nacional Islas Atlánticas. Se trata de un destino paradisíaco en todo sentido. Aquí encontramos hermosas playas, senderos para hacer rutas y actividades como el buceo. Necesitaremos varios días para aprovechar todo lo que se puede hacer en este impresionante destino.

Es posible acampar en este lugar en verano, específicamente entre el 1 de junio y el 30 de setiembre. No obstante, no podemos sobrepasar los cinco días de estancia, y la capacidad máxima es de 200 personas. Para mayores detalles, los interesados deberán contactar directamente con la Oficina de turismo de Ons.

Isla La Graciosa, en Canarias

Aquí tenemos una de las costas más hermosas del país. Se trata de una playa de aguas cristalinas y arena dorada que no tienen nada que envidiar a las playas del Caribe. Además, nos brindan una sensación de gran tranquilidad, ideal para reponernos de largas jornadas de trabajo.

A diferencia de la Isla de Ons, aquí necesitamos permiso y hacer una reserva con anticipación para acampar. Asimismo, debemos cumplir una serie de requisitos, entre otros, no estar más de una semana, no usar estructuras que no sean tiendas de campaña, que la capacidad por parcela no sobrepase las 10 personas y que el número total de campistas no exceda los 200.

tienda-de-campana-playa

Consejos para acampar sin dejar rastro en el ecosistema

La protección del medioambiente es uno de los principales motivos por los cuáles la legislación española regula la libre acampada. Por ello, es importante tratar con responsabilidad los espacios naturales que aún permiten nuestro acceso.

Hay actividades que comúnmente se realizaban en zonas de camping libre y que crearon impactos negativos sobre el ecosistema. La construcción de hogueras para cubrir nuestra alimentación en este tipo de aventuras es una de ellas. Estudios demostraron que estas generan emisiones contaminantes, por lo cual fueron prohibidas en muchas áreas.

Hoy en día existe una gran cantidad de alimentos que no requieren cocción y que son de gran utilidad para acampar conscientemente. Los snacks enlatados son la opción más recomendable para no descuidar nuestra alimentación, ahorrar trabajo y facilitar la limpieza del espacio una vez haya terminado la aventura.

Eso sí, es importante que todos los alimentos estén correctamente conservados, ya que las altas temperaturas los estropea. Las neveras portátiles protegen los alimentos del calor, por lo tanto, son elementos indispensables para acampar por períodos largos (más de 2 días). Además, es necesario utilizar productos de limpieza y artículos de aseo personal biodegradables durante nuestra estancia.

0/5 (0 Reviews)