Los paradores son una buena opción para pasar unas vacaciones. Normalmente, son destinos que no están masificados, lo que ahora, con la COVID-19, está haciendo que muchas personas se decanten por este tipo de alojamientos. En España, hay múltiples opciones, estando abiertos –al menos de forma oficial-, desde el pasado 25 de junio. Además, hay nuevos establecimientos que bien merecen la pena ser visitados, habiendo opciones para todos los gustos.

La novedad

Dentro de las novedades que hay este año en paradores, destaca el de la Costa da Morte. Como su nombre indica, se encuentra en esta zona del país. En concreto, en Muxía, en la Praia de Lourido.

Este parador es un edificio de nueva planta y arquitectura contemporánea, que se caracteriza por haber sido realizado en diferentes niveles, adaptándose así a la topografía de la ladera natural. Por su puesto, no hay que perderse las impresionantes vistas al mar.

En las islas

En las islas españolas también hay paradores. Por ejemplo, entre las mejores opciones está el Parador de La Gomera, situado en esta isla canaria. El edificio mantiene la estética de la época colombiana. Entre sus atractivos, están las habitaciones, la piscina y el jardín en el que se pueden ver especies subtropicales.

Otra alternativa a tener en cuenta es el Parador de La Palma, que también se define por preservar la arquitectura típica canaria. Además de las excelentes vistas al Océano Atlántico, destaca su jardín con árboles frutales y plantas autóctonas.

Siguiendo con las islas, también cabe hablar del Parador de Cruz de Tejada, que se halla a 35 kilómetros de Las Palmas de Gran Canaria. Un edificio que está rodeado de naturaleza y que está situado a más de 1.500 metros de altitud.

Otras opciones

Otro de los mejores paradores de España es el de Corias. Situado en Cangas del Narcea, en Asturias, es un monasterio que ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional.

5/5 (1 Review)