Ya llegó la temporada de calor y, con ella, las ganas de escaparnos a un rincón paradisiaco de México para gozar del clima. Un destino ideal, podría ser el pueblo de Becal, ubicado en el municipio de Calkiní, Campeche.

Además de poseer verdaderas joyas naturales, Becal se caracteriza por la artesanía, ya que en este lugar artesanos y artesanas elaboran el tradicional sombrero de palma de jipijapa.

Becal se sitúa a tan sólo dos horas y media de distancia de la capital campechana. Este destino es predilecto para todos aquellos que aman la artesanía y el diseño mexicano.

El proceso artesanal para la elaboración de los sombreros es muy parecido al de la fibra natural de Ixtle. Primero se cortan las palmas de jipi y se azotan para que se abran; posteriormente, las fibras se rayan con la ayuda de una aguja para hacer los hilos.

Después, la fibra se pone en agua a fuego alto hasta hervir y se le agrega azufre. Cuando el material se pone color blanco, es momento de sacarlo al sol. ¡Y listo! Con la fibra, es posible tejer los sombreros. Para un artesano, puede tomar hasta 30 días elaborar un sombrero de jipijapa.

En Becal podrás encontrar a artesanos tejiendo sombreros en cuevas, ya que el nivel de humedad en el interior les facilita entrelazar y dar forma a la palma. Conocer el trabajo artesanal de los habitantes de Becal te permitirá vivir a México desde otra perspectiva.

Asimismo, hay tiendas de artesanías en las cuales se venden los sombreros. Los hay de diferentes diseños, colores y estilos. El precio oscila entre los 150 y los 1,500 pesos mexicanos. ¡Hay para todos los presupuestos!

Pero no sólo hay sombreros sino también bolsas, monederos, joyería y piezas decorativas elaboradas con el mismo material.

También podrás conocer el Jardín Botánico y el Museo Becal, donde hay mucha información acerca de su icónica artesanía.

Becal es un sitio donde residen impresionantes talentos mexicanos. ¿Qué esperas para conocer su trabajo artesanal?

0/5 (0 Reviews)