Uno de los pasatiempos más apasionantes que se pueden practicar en las costas nacionales por medio del submarinismo es la exploración de barcos hundidos en aguas mexicanas. Es una manera de tener vivencias vacacionales únicas y completamente diferentes a lo convencional.

En el Caribe Mexicano se ubican interesantes pecios que vale la pena explorar por medio del buceo y con la asesoría de guías experimentados.

Cuál es el atractivo de explorar barcos hundidos en aguas mexicanas

Los expertos en el buceo denominan a esta clase de excursiones como buceo en pecios, utilizando un término que incluye a cualquier clase de naufragio, como aviones, veleros y varios otros vehículos.

Algunas recomendaciones importantes acerca del buceo en barcos hundidos en aguas mexicanas son las siguientes:

Cuando se realice una excursión de buceo en embarcaciones hundidas hay que revisar las condiciones del equipo, es decir, que ningún elemento quede olvidado y que todos los integrantes de la excursión reciban la instrucción adecuada.

Por qué vale la pena visitar barcos hundidos en las aguas mexicanas

Para practicar el buceo en pecios, es preciso tener una certificación especial que se obtiene en escuelas de buceo de prestigio y confiabilidad. Una de las habilidades que se deben tener es dominar la flotabilidad, para así disfrutar de este deporte acuático de manera plena y segura.

Es necesario contar con un boceto de la zona para orientarnos sin dificultades en buques naufragados. No obstante, si no se cuenta con un completo plano del sitio, entonces es preciso incluir en el equipo una tablilla subacuática.

No menos indispensable para fines de submarinismo en pecios es la linterna, instrumento que nos permitirá observar el entorno subacuático y captar los colores de la vida submarina.

También es necesario llevar linterna en las exploraciones de barcos hundidos para así evitar cualquier obstáculo que pudiera presentarse dentro de los naufragios.

El atractivo del submarinismo en barcos hundidos en las aguas mexicanas

La vivencia del buceo es cautivadora al cien por ciento. Para la mayoría de las personas que la experimentan resulta inolvidable.

En el caso de la exploración de barcos hundidos esta experiencia se enriquece aún más. Los navíos naufragados son como cápsulas en el tiempo que nos llevan a un pasado lleno de maravillas históricas y que aguardan en las profundidades para ser explorados.

Otro de los aspectos relacionados con el buceo es que nos permite conocer una rica biodiversidad en entornos ecológicos fascinantes que se concentran en los restos de embarcaciones naufragadas.

Por supuesto que todo ello tiene un gran interés para los aficionados al turismo de naturaleza, al mismo tiempo que les ofrece la posibilidad de practicar la apnea o el buceo.

Ecoturismo, buceo y exploración

Las aguas del Caribe Mexicano son atractivas en muchos sentidos y uno de ellos se relaciona con los restos de embarcaciones que allí se ubican.

Por ejemplo, en las costas de Puerto Morelos se encuentran los vestigios del barco Juan Escutia C-56. Se trata de un navío que perteneció a las fuerzas armadas nacionales y cuyo hundimiento fue provocado de manera intencional para servir de hábitat a diferentes especies marinas de la zona.

Los visitantes pueden explorar en interior de este pecio por medio del buceo.

Los restos del barco Juan Escutia C-56 se encuentran a unos tres kilómetros de las costas quintanarroenses. Es un naufragio hundido que con el tiempo se ha convertido en un valioso hábitat para numerosas especies de plantas y animales de las profundidades.

Otros barcos hundidos en las aguas mexicanas que les sugerimos visitar son el cementerio de barcos pirata en Barco Chinchorro y los vestigios del barco Felipe Xicotencatl en las aguas de Cozumel.

La aventura de explorar barcos hundidos en las aguas mexicanas

Los naufragios o barcos hundidos son verdaderos tesoros de las profundidades marinas, tanto por las referencias históricas de los navíos naufragados como por la variedad de especies acuáticas que en ellos habitan.

En cualquier rincón del mar, la vida se hace patente. Inclusive en esas oxidadas estructuras metálicas, que reposan silenciosas en lo más hondo del mar, los animales y plantas submarinas han sabido hacer su refugio, transformándose así en verdaderos arrecifes artificiales.

Consejos para visitar los pecios ubicados en las playas de México

El área del Caribe Mexicano es un espléndido cementerio de barcos naufragados que nos transportan al explorarlos buceando a los días del siglo XVI cuando fueron hundidos por sanguinarios bucaneros o bien, es el ámbito donde reposan navíos de la marina obsoletos que fueron hundidos con el propósito de conservar los sistemas arréciales de la zona.

Justo ese es el caso de Cancún e Isla Mujeres, que ha sido necesario utilizar las embarcaciones naufragadas –o bien hundir algunas-, para así evitar la explotación excesiva de los arrecifes naturales.

Cosas similares se han presentado en Playa del Carmen, Puerto Morelos y Cozumel.

Otro interesante ejemplo lo tenemos en la zona norte de Quintana Roo, donde las embarcaciones hundidas han sido aprovechadas por grupos de manta rayas águila, para utilizarlos su morada durante los meses invernales.

Buceo, apnea y exploración de barcos hundidos en las aguas mexicanas

En años recientes han sido hundidos diferentes barcos que ya no son utilizables, para favorecer la preservación natural de numerosas especies. Además, sirven también como atractivos turísticos, especialmente para los viajeros que gustan del submarinismo en todas sus versiones.

A sólo unos meses de haberse posado en el fondo del mar, los barcos hundidos se comienzan a poblar, de inicio, con diminutos pólipos y algas, para después llenarse de peces. Los barcos hundidos pueden propiciar en su entorno una notable riqueza de especies submarinas, a poco tiempo de haberse fondeado. Por lo general, estos grandes cascos se ubican a escasa profundidad, con bastantes facilidades para ser explorados.

Visitar barcos hundidos en las aguas mexicanas en las vacaciones

Quienes pasen sus vacaciones en playas mexicanas, gusten del buceo y deseen explorar barcos hundidos, deben llevar el equipo necesario. Algunos de los implementos de buceo que no pueden faltar son: el chaleco BCD, las aletas, el tanque de oxígeno, la máscara, el profundimetro y el manómetro.

Bien equipados y con todo el entusiasmo del mundo, los turistas y viajeros que se aventuren en las profundidades marinas de nuestras costas, podrán conocer fantásticos barcos hundidos, llenos de maravillas naturales para disfrutar.

0/5 (0 Reviews)